LAS INSTITUCIONES QUE ACOGEN A LOS MENORES INMIGRANTES

LAS INSTITUCIONES QUE ACOGEN A LOS MENORES INMIGRANTES

Derechos humanos Inmigración

LAS INSTITUCIONES QUE ACOGEN A LOS MENORES INMIGRANTES

En los centros de protección es donde se presta la acogida y el acompañamiento a los menores que están en situación de vulnerabilidad, son dependientes de la Administración pública de cada Comunidad Autónoma y esta tiene otorgada su tutela. En estos centros, los menores tienen movilidad y pueden ser remitidos a otras sedes de las diferentes comunidades autónomas, ya sea porque el centro donde se encuentran tiene sobre cupo, o porque los profesionales lo recomiendan para una mejora de su integración social.

Existen también los centros que trabajan con los menores que presentan problemas de comportamiento agresivo. Estos centros están dirigidos por personal calificado, como trabajadores sociales, psicólogos y un equipo de educadores que trabajan en red, pero separado el uno del otro.

Están, los centros de reforma, los cuales llevan programas de reinserción a la sociedad después de que el menor ha cometido una infracción penal y es condenado. En algunos casos los menores que llegaron al territorio español sin un adulto como referente, pasan por el sistema de protección judicial, les ayudan, trabajan e intervienen, aunque estén en internamiento, o en media pensión, o semi- libertad.

En consecuencia, el estudio de intervención de los centros de internamientos de menores inmigrantes no acompañados, definen los diferentes modelos caracterizados por:

1) Capacidad, especificidad y dirección del centro de protección.

2)Misión y funcionamiento de los centros (organigrama del centro, gestión del personal contratado para asumir la seguridad, horario de inicio de actividades, el tipo de gestión).

3) La forma como se desarrolla la intervención es con indicadores, tales como: la transformación de recursos, la variedad de los grupos educativos, el conocimiento a fondo de las fases del proyecto,

las líneas a seguir por los menores al cumplir la mayoría de edad.

Al analizar estos modelos, se determinan los diferentes patrones para trabajar e intervenir en los programas de menores extranjeros no acompañados. Cuando se lleva a cabo la intervención, se ofrece al menor la primera acogida; aquí se analiza todo el entorno, las causas que lo llevaron a tomar la decisión del proyecto migratorio, y las técnicas empleadas por los profesionales.

Los programas tienen financiación pública; en algunos casos la gestión es privada y las entidades disponen de una red para la acogida de los menores, en distintas modalidades desde convivencia con educadores hasta convivencia sin ellos.

El sistema legal de protección termina cuando la persona cumple la mayoría de edad. Es una situación en la cual el menor pasa de ser protegido a desprotegido por el gobierno del país de acogida. Todas las ayudas que se le están dando por la condición de ser menor no acompañado, son retiradas, y queda en una verdadera situación de vulnerabilidad; en ocasiones no dispone de una red de amigos y familiares, llevándolo a pernoctar en las calles.

En muchos casos lo menores inmigrantes no acompañados, que están por fuera de los centros de protección, se exponen a situaciones de peligro y pueden incurrir en actos delictivos, quedando a cargo de los centros de reforma, internamiento y prisión, por causas como delitos contra la salud

pública, venta de estupefacientes, robo con violencia, delitos de accidentes de tráfico, seguridad vial, lesiones y robo con fuerza y delitos de sangre.

En la actualidad, los menores inmigrantes no acompañados son un fenómeno social que va en aumento, cada vez son más los menores que ingresan a España sin acompañamiento. No se puede olvidar el nivel de vulnerabilidad que tienen, las situaciones a las que se exponen y además su vida se fundamenta en parámetros distintos a los del país de acogida.

Pero, ante todo, es imprescindible tener en cuenta que son menores antes de ser inmigrantes, y existen leyes de protección y defensa, en las cuales la atención e intervención deben tener como principal objetivo el bienestar y desarrollo social, económico y cultural.

Esto coadyuva a enfrentar situaciones de carencia y de privación en los países de destino, lo que implica abordar de manera integral proyectos que contribuyan al desarrollo de una vida digna. Más allá de las fronteras, la prioridad es el bienestar de la infancia, cuyas acciones del Estado, la sociedad civil y las instituciones sociales es generar un ambiente de apertura, inclusión y recursos que disminuyan las condiciones adversas a las que se ven abocados estos menores.

CONFLICTO DE INTERESES

Las autoras declaran la inexistencia de conflicto de interés con institución o asociación comercial de cualquier índole. Asimismo, la Universidad Católica Luis Amigó no se hace responsable por el manejo de los derechos de autor que las autoras hagan en sus artículos; por tanto, la veracidad y

completitud de las citas y referencias son responsabilidad de las autoras.

 

Deja una respuesta